Bienvenidos al blog

La importancia del SEO

Con la llegada de los cambios en el algoritmo de Google y la integración de Penguin 4.0, hay quien asegura que el SEO empieza a perder importancia de cara al posicionamiento. Algunos incluso se atreven a hablar del fin de las estrategias basadas en el SEO para colocar un sitio en los primeros puestos. ¿Qué tiene esto de cierto? ¿Han perdido las estrategias de posicionamiento web la relevancia que tenían hace un tiempo? ¿O sigue haciendo falta más que publicar buen contenido para que los motores de búsqueda le den a nuestra web la importancia que se merece?

¿Qué es el SEO?

A estas alturas, parece que explicar lo que es el SEO no tiene sentido. Prácticamente todo el mundo está familiarizado con los conceptos básicos de este. Sin embargo, a diario nuevos usuarios entran en el mundo digital. Puede que monten una tienda online, que creen una página de empresa o pongan en marcha un blog con el que esperan adquirir relevancia.

Todos ellos necesitan saber lo que es el SEO. Y a más de uno tampoco le viene mal recordar qué es realmente para dejar de caer en errores que se cometen habitualmente.

El SEO básicamente es el conjunto de técnicas con las que se adaptan todos los elementos de una página web. El propósito de esto es mejorar el modo en que los buscadores localizan e identifican el sitio y ponerlo lo más arriba en los resultados de las búsquedas que hacen otros usuarios. Y esto sigue siendo hoy tan importante como lo era hace unos años, incluso puede que más.

Elementos básicos de SEO

Hay varios elementos que deben tenerse en cuenta para mejorar el posicionamiento. Se dice que existen más de 200 puntos que los buscadores utilizan para determinar qué página se merece estar por encima de las demás, por lo que es muy complicado conocerlos todos. Además, estos puntos han ido cambiando con el paso del tiempo.

De todos modos, algunos factores que siempre han sido determinantes son:

  • La autoridad de la página. Cuanto más popular sea una página web más relevante se considera su contenido. Los buscadores determinan que si muchos usuarios visitan con frecuencia el sitio y pasan tiempo leyendo o navegando por él es porque es de calidad y tiene contenido interesante y útil. Además, si este se comparte mucho también se considera que proviene de una página con autoridad.
  • La relevancia de la web con respecto a una búsqueda. Cuando alguien busca contenido, espera que tenga relación con lo que busca y que le aporte información relevante, especialmente detalles que no conozca acerca del tema y que le ayuden a comprender un concepto, responder una pregunta o aprender a hacer algo. Google y otros buscadores analiza este factor para que un sitio solo aparezca cuando tiene relación con el tema en cuestión.
  • Calidad del contenido. Los algoritmos de los buscadores valoran que los contenidos sean originales y de calidad. Por eso se penaliza el contenido duplicado o aquel que claramente tiene como objetivo atraer visitas sin aportar nada relevante al tema en cuestión.
  • Estructura de la página y los textos. Tanto el contenido que se lee como el modo en el que está estructurada toda la página tienen que ver con cómo la posicionarán los buscadores. Por eso hay que diseñar la página de tal modo que sea fácil de analizar, además de agradable visualmente y facilitar la lectura, con títulos atrayentes e informativos que “enganchen” a quien entra en la web.

El SEO se transforma

Hay muchos otros elementos que tienen que ver con que una página aparezca o no en los primeros puestos de búsqueda. No obstante, a medida que los robots de los buscadores se van adaptando tanto a las necesidades como a la forma más humana en la que se hacen las búsquedas, estos factores evolucionan, y con ello lo tiene que hacer el SEO.

Hace algunos años posicionarse era muy sencillo. Bastaba con bombardear a los robots con la misma palabra clave decenas de veces en un texto o crear cientos de enlaces en otros sitios para que una página apareciera la primera de la lista. Hoy todo ha cambiado, afortunadamente. Para que una web importe tiene que hacerse un SEO de calidad e irlo adaptando a los nuevos parámetros. Solo así se podrá mantener una página en buena posición.

Además, con miles de páginas nuevas que aparecen en la red todos los días y una competencia que también se encarga de hacer SEO para tratar de desbancarnos, hacer una buena estrategia de posicionamiento no solo es importante. Hoy es más vital que nunca hacer SEO con el fin de tener opciones para ganar relevancia. Eso si, se necesita desarrollar un SEO de calidad que tenga en cuenta los factores que utilizan los buscadores y sepa reaccionar cuando alguno de ellos cambie.

SEO o no ser

Hoy en día las empresas, y ya no hablo de las grandes sino de pymes y autónomos, comienzan a ver en el SEO un camino para lograr hacer visible su negoció y darse a conocer a los demás. Las inversiones en SEM quedan lejos de sus posibilidades y el pequeño presupuesto de marketing con el que cuentan es dedicado a lograr resultados a medio plazo, posicionándose en los principales buscadores. La especialización de estas empresas lo hacen posible. Un producto que marca la diferencia y que fácilmente puede acabar bien posicionado con un esfuerzo económico reducido.